Participantes y fechas

El taller se realiza anualmente entre 15 y 20 días durante los meses de julio y agosto.

Participan jóvenes y niños divididos en 2 colectivos:

  • Por un lado se trabaja con un grupo formado por 40 jóvenes invidentes, discapacitados físicos y / o huérfanos, que tienen por objetivo aprender a tocar para acabar formando un grupo de percusión que pueda actuar en fiestas y celebraciones como herramienta para ganarse la vida.
  • Paralelamente otro grupo formado por 40 chicas con discapacidad intelectual busca mejorar, mediante la música y la percusión, sus capacidades comunicativas, emocionales y la autoestima.

Los participantes en el taller reciben un par de baquetas para que puedan seguir practicando y profundizar su aprendizaje por su cuenta, gentileza de SolRe Percussió y los diferentes colaboradores.